Detienen a una supuesta dentista que atendía pacientes en Aldaia

Una supuesta dentista que atendía pacientes en la localidad de Aldaia  fue detenida por agentes de la Policía Nacional el pasado mes de mayo por la presunta comisión de un delito de intrusismo profesional.

La posible falsa dentista de origen venezolano, Mónica Párraga, ejercía en una clínica dental de su propiedad ubicada en la calle Pintor Sorolla de la localidad de Aldaia. Los hechos fueron constatados por el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia a través de una investigación que demostró que la supuesta intrusa realizaba sola en su clínica tratamientos propios de un odontólogo a un paciente y además realizaba prescripciones de recetas.

image2

En su comparecencia ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Torrent donde se están tramitando las diligencias previas de este proceso penal la presunta falsa dentistas corroboró que ella es la dueña de la clínica DENTEC y aseguró disponer de un título de ayudante de gabinete dental sin embargo no hay olvidar que ello en ningún caso habilita para hacer tratamientos a los pacientes.

Previamente a la declaración ante el Juzgado de Instrucción 2 de Torrent, la presunta intrusa paso varias horas detenidas en la Comisaría de Xirivella hasta que horas después fue puesta en libertad por los agentes.

Desde el ICOEV se recuerda a los pacientes la citada supuesta dentista Mónica Párraga no está habilitada para realizar
tratamientos sobre pacientes ya que ello constituye un delito (penal) por intrusismo. No obstante cabe aclarar que los pacientes pueden ser atendidos en la clínica DENTEC, ya que dispone de autorización sanitaria, siempre y cuando quien realice el tratamiento sobre el
paciente sea un odontólogo/a titulado/a y colegiado/a.

Este caso se produce un mes después de que la Policía Nacional
también detuviera a otro falso dentista que trataba a pacientes en una clínica ilegal de Burjassot, también previa denuncia colegial. Desde el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia, su presidente Enrique Llobell, explica, que “por desgracia este tipo de situaciones no son sólo dos casos aislados”. La denuncia de un nuevo intruso en Odontología “y ya van muchos vuelve a poner de manifiesto la importancia de este problema”. En este caso, la clínica sí contaba con la debida autorización sanitaria y la presunta intrusa simplemente figuraba como propietaria del mismo a pesar de que realizaba tratamientos a los pacientes.

Tras la denuncia presentada el ICOEV se ha querellado frente a la intrusa dado que el intrusismo supone poner en serio riesgo la salud de los valencianos.

Llobell es claro y sentencia con rotundidad, “si un intruso trabaja de fontanero tienes un problema, pero si es en una profesión sanitaria como la de dentista lo que te estás jugando es la vida”.

Fuente: Colegio Dentistas Valencia

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *